Lérida está dispuesta a ir a los tribunales internacionales en el litigio de los bienes

Todas las instancias en las que se ha visto este asunto han dado la razón a las pretensiones de Aragón. Seguir recurriendo esas decisiones parece ya una dilatación innecesaria del proceso, además de malgastar el dinero del contribuyente. Es tiempo de que los bienes vuelvan a su lugar de origen, y es tiempo también de que las autoridades catalanas se dediquen a gestionar su patrimonio artístico y dejen a Aragón gestionar el suyo.