La historia de Aragón como debe ser: los orígenes de la Diputación General

Con el nombre de Diputación General existe en Aragón lo que en Cataluña o en Valencia se llama ‘Generalitat’. Los respectivos gobiernos autonómicos han recuperado este nombre histórico. Se origina en los tres territorios al mismo tiempo, en 1362, en una de las reuniones de Cortes Generales de la Corona (aragoneses, valencianos y catalanes más baleares), que se celebraban siempre en suelo aragonés. El rey Pedro IV consigue la aprobación de un impuesto ‘general’ aduanero, sin exenciones, que originariamente fue del 5% del valor del producto. Y las respectivas cortes designan ‘diputaciones del general’ para que se encarguen de la correcta recaudación. Estos órganos se consolidan, en diversos grados y momentos, como autoridades permanentes y van ganando competencias: en Cataluña sucede en 1413, cinco años después en Valencia, y en Aragón, en 1436.

La Diputación del General adquiere “carácter representativo de los brazos de las Cortes, tiene la delegación de sus funciones e inalienable competencia en la vigilancia de la estricta observancia de los Fueros y Libertades” (J. A. Armillas, ‘La Diputación de Aragón’, 1991).

Texto correspondiente al mes de octubre, de 2019, del calendario editado por el Gobierno de Aragón y con el que su presidente, Javier Lambán, felicitó el Año Nuevo, entre otros, a los parlamentarios autonómicos de los territorios que, en su momento, conformaron la Corona de Aragón: Aragón, Cataluña, Valencia y Baleares, incluidos tres Consejos Regionales Italianos -con competencias legislativas- de Calabria, Campania y Cerdeña. Los textos del calendario, que se irán reproduciendo, excepto el correspondiente al mes de diciembre, y las ilustraciones proceden del ‘Prontuario aragonés del Reino y la Corona de Aragón’ (Cortes de Aragón. Zaragoza, 2014), obra de Guillermo Fatás, que recoge citas de José Antonio Armillas (‘La Diputación de Aragón’. 1991); Alberto Montaner (‘El señal del rey de Aragón’, 1995; Guillermo Pérez Sarrión(‘¿Confederación?’, 2006); y Antonio Ubieto (‘Creación y desarrollo de la Corona de Aragón’. 1987). El texto del monasterio de Sijena, del mes de diciembre, es de Agustín Ubieto, en su trabajo ‘Los bienes han vuelto a quienes los pagaron’, 2018.

(fuente heraldo de aragon)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s