El Pirineo bate récords de turistas este año y roza ya el millón por el tirón de los cámpines

Después de cinco años seguidos de crecimiento, el sector turístico del Pirineo oscense cerró 2018 con un descenso de visitas y de pernoctaciones. Pero en lo que va de año, las cifras han vuelto a repuntar y de hecho por ahora baten récords y se roza ya el millón de visitantes, cuando todavía queda toda la temporada de otoño por delante y el comienzo de la campaña de esquí.

Los últimos datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística (INE) indican que en los ocho primeros meses del año, el Pirineo recibió 932.965 turistas, un 2,27% más que en mismo período de 2018 y un 1% más que el anterior récord de 2017. Las pernoctaciones también están muy cerca de los mejores registros históricos. Concretamente, entre enero y agosto, sumaron un total de 2.577.419, un 1,3% más que el año pasado y solo 6.000 por debajo del récord de 2017.

No obstante, la alegría no es completa en todos los sectores. Y es que en los hoteles, hostales y pensiones, que reciben casi el 60% de los visitantes y el 52% de las pernoctaciones del Pirineo, se ha producido un estancamiento en lo que va de año con un aumento de clientes del 1,2%, hasta alcanzar los 556.016, y un ligero descenso del 0,3% del número de noches de alojamiento contratadas (1.355.625 en total).

En esta ocasión, la ‘culpa’ de este récord de visitantes es el fuerte tirón de los cámpines, donde el Pirineo oscense es líder ya que cuenta con 64 establecimientos y más de 24.500 plazas, el 71% de las que hay en todo Aragón. El balance provisional entre enero y agosto arroja un incremento de viajeros y de pernoctaciones por encima del 11% con 243.217 782.812, respectivamente.

Un 30% de sus clientes son extranjeros, porcentaje que supera con mucha diferencia al que registran los otros sectores del Pirineo: 17,2% en hoteles, 16,7% en alojamientos de turismo rural y 9% en apartamentos turísticos.

José Manuel Ferrero, presidente de la Asociación de Empresarios de Campings de Aragón, se felicita de este repunte, aunque asegura que es un sector que lleva viviendo un “crecimiento sostenido” desde hace ya muchos años. Una de las causas de esta tendencia positiva es que “por suerte, desde hace 35 años estamos trabajando el mercado de proximidad, que engloban países como Francia, Alemania, Holanda, Bélgica e Inglaterra, por lo que no nos afectan los vaivenes de los grandes movimientos económicos, la quiebra de touroperadores como Thomas Cook o si los mercados chino y ruso funcionan mejor o peor”, resalta.

Además, desde la asociación destacan la situación estratégica que tiene Aragón en general y el Pirineo en particular “porque estamos en la puerta de Europa”, con joyas como el Parque Nacional de Ordesa o la Sierra de Guara. Ello hace que sea la primera Comunidad Autónoma sin costa en pernoctaciones de campin, por delante de Castilla y León, Madrid o Navarra.

El sector, por otra parte, depende mucho de la meteorología “y la verdad es que este año no nos podemos quejar porque con las olas de calor, muchos visitantes se han refugiado en el Pirineo“.

“Cada año hay inversiones”

El sector del campin, además, sigue invirtiendo en mejoras para incrementar todavía más estas cifras de clientes. José Manuel Ferrero destaca a este respecto que “la suerte que tenemos en Aragón es que somos empresas familiares que reinvertimos en nuestro negocio y nuestra forma de vida, y de hecho no conozco un campin que cada año no haga alguna reforma en el restaurante, la piscina, el parque infantil…”.

Y lo contrapone al modelo de otras Comunidades como Cataluña, Levante o Andalucía “donde hay macrocámpines que pueden albergar 20.000 o 30.000 personas, pero pertenece a un fondo de inversiones que busca la rentabilidad pura y dura y dependen de touroperadores, por lo que ellos sí tienen problemas cuando falla el mercado chino”.

En la cruz de la moneda del Pirineo oscense están los sectores de los alojamientos de turismo rural y de los apartamentos turísticos, que suponen el 50% de la cuota de mercado en Aragón. Este último arroja el peor balance de estos primeros ocho meses del año con un descenso del 9% de visitantes hasta los 66.181 y del 11% de pernoctaciones (219.130).

También el potente sector del turismo rural ha perdido peso en lo que va de año con un 6% menos de clientes (67.551 en total) y de pernoctaciones (220.852). 

(fuente heraldo de aragon)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s